Cuando un emprendedor se propone poner en marcha un negocio, junto con saber qué tipo de negocio emprenderá, la principal cuestión que se plantea es saber ante qué necesidades económicas… Leer más »

Cuando un emprendedor se propone poner en marcha un negocio, junto con saber qué tipo de negocio emprenderá, la principal cuestión que se plantea es saber ante qué necesidades económicas se enfrentará. En este post, queremos ayudarte a conocer cuáles son los diferentes aspectos que se deben tener en cuenta para el cálculo de la inversión mínima necesaria para montar tu tienda.

1. El Local

Para la elección del local se han de tener en cuenta: el público objetivo al que nos dirigiremos, ya que según éste, se deberá seleccionar una zona u otra para la localización de la tienda; y el tamaño mínimo necesario para el desarrollo de la actividad. Es fundamental analizar ambos puntos con detenimiento, ya que influirán directamente sobre los gastos: alquiler, compra, y reforma.

Decoración y Mobiliario Tienda de Alimentación

El tamaño mínimo recomendable para un local depende del tipo de negocio que vayamos a emprender. Para tiendas de salud el Ministerio de Sanidad exige unas dimensiones mínimas para los establecimientos o alguna parte de éstos. Éste es el caso, por ejemplo, de las Ópticas, para las cuales cada Comunidad Autónoma establece un tamaño mínimo obligatorio para la zona destinada a la optometría y contactología (siendo de 8 m2 para la mayoría de las comunidades).

2. Gastos de Constitución y de Primer Establecimiento

Los gastos de constitución son de carácter obligatorio e indispensables para la constitución del negocio, y se relacionan con gastos de tipo jurídico como escrituras notariales, registros mercantiles o impuestos.

En un primer lugar hay decidir el tipo de empresa (Sociedad Anónima, Sociedad de Responsabilidad Limitada, etc). Los gastos de constitución variarán en función del tipo de empresa. La reserva del nombre de la sociedad se hará en el Registro mercantil central.

El siguiente paso es el otorgamiento de escritura pública de constitución, lo cual ha de hacerse ante notario, y donde se plasmará la voluntad de los socios de constituirse en sociedad y los estatutos de la sociedad.

A continuación se realizará la liquidación del impuesto de actos jurídicos documentados y la inscripción de la empresa en el registro mercantil provincial.

Los gastos de primer establecimiento son en los que se incurre al iniciar una actividad (adecuación del local, ajuste de maquinaria, gastos de contratación de nuevo personal, etc).

3. Existencias Iniciales

La variedad y tipo de productos que decidamos comercializar y el tamaño del local en el que establezcamos nuestro negocio nos condicionarán en la compra de las existencias iniciales y el stock de seguridad.

4. Reforma y Mobiliario

Dependiendo del tipo de tienda que quieras poner, el importe que se destinará a esta partida podrá variar en notables proporciones, no sólo diferenciando entre tipo de negocios, sino dentro de un mismo negocio, dependiendo de la calidad de los productos a comercializar. Por ejemplo, si los productos que decidimos comercializar son de alta calidad, también el establecimiento debe estar vestido de calidad. Para este caso, por lo tanto, la inversión será superior.

Este aspecto es muy importante para conseguir ventas. Una decoración y mobiliarios adecuados, coordinados y enfocados al cliente, provocarán en él un atractivo superior, que hará que su visita sea más placentera y positiva. Si se consigue ésto, el cliente comprará más, y además, si necesitara realizar una nueva compra en ocasiones posteriores, tendrá en mente nuestra tienda.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *