Los escaparates de nuestras calles se parecen cada vez más los unos a los otros. Por lo que el reto de diferenciarnos de nuestros competidores comienza desde fuera de nuestra tienda.

Los escaparates de nuestras calles se parecen cada vez más los unos a los otros. Por lo que el reto de diferenciarnos de nuestros competidores comienza desde fuera de nuestra tienda.

Los escaparates deben de transmitir un mensaje, una identidad, una imagen que impulse al cliente que pasea por la calle primero a pararse a mirar tu escaparate, y luego a entrar. Parece tarea fácil, pero requiere de cierto arte y estilo que no todo el mundo es capaz de explotar sin una buena ayuda. Por eso hoy desde Panatta os damos algunos consejos para que tu escaparte tenga el diseño y estilo que tu tienda necesita y que tu cliente espera.

Sorprende con un escaparate diferente1. Elegir los productos:

  • Parece una fase sencilla pero tiene varios matices que hay que analizar.
  • Nuestro escaparate tiene que tener color y diseño. Dar una imagen correcta de nuestra tienda o marca y que sea agradable ala público.
  • Debemos sorprender al cliente, darle de qué hablar y sobre todo qué mirar, para que pueda entrar luego a la tienda.
  • Nuestros artículos son para todos los presupuestos, así que mostrar diferentes productos y con precios distintos es aconsejable.
  • La decoración y la iluminación son aliados importantes siempre que se siga una temática y que todo encaje.

2. Materiales para nuestro escaparate:

Necesitamos materiales de calidad aunque nuestra exposición sea temporal.

El atractivo de una exhibición también se encuentra en las estructuras y demás elementos. Destacamos algunos:

  • Paneles de colores: Son elementos compuestos por láminas, que pueden ser de diferentes colores y se adaptan a cualquier espacio.

Suelen ser moldeables y versátiles pero sólidos. Pueden servir para diferentes ocasiones y temporadas. Son fundamentales.

  • Combinar vidrios. El vidrio nos ayuda en la exposición, podemos elegirlo laminado, templado, crudo e incluso tenemos la oportunidad de utilizar bloques que pueden ser de colores.
  • La madera, gran aliado. Ese toque cálido, rústico o moderno, la madera se puede adaptar a cualquiera de las necesidades de exposición. Hay muchos derivados y variedades que mejorarán sin duda el escaparate.
  • Tapizados y alfombras. Proporcionan color y dan homogeneidad a la exposición. Pueden emplearse tanto en suelo como en paredes. Presentan diferentes texturas que pueden complementar nuestro escaparate y nuestra composición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *