Lograr la confianza del público para un supermercado es vital. El mobiliario comercial te puede ayudar de muchas formas a conseguirla.

Está claro. Todos comemos y bebemos. Una inversión en un negocio que atienda las necesidades básicas de la gente es una buena inversión. Aunque es relativamente grande, el negocio es muy sólido. Sin embargo hay algo que marca la diferencia por encima de otros negocios. Es el marketing de tu supermercado, donde el mobiliario para supermercados marca la diferencia. En eso Panatta puede echarte una mano.

Estrategia de compra

Es muy importante que tu idea de negocio esté muy clara. Esto también incluye a tu público, dónde te quieres posicionar. Normalmente esa idea te podrá ofrecer pistas sobre cómo tus clientes van a comprar en tu local. Con esta información se puede escoger un mobiliario u otro. Se puede pensar en posibles rutas del cliente por el supermercado y con ellas establecer prioridades entre productos colocados en diferentes puntos.

Hay estudios que aseguran que el ritmo de compra del cliente en un supermercado pequeño es mucho más rápido. Esto no tiene que ver con que pueda estar todo más a mano. Atañe a la idea de que el cliente, ante la posibilidad de comprar una mayor variedad de productos, necesita un ritmo más lento y cuando puede reconocer el local de un vistazo no se para a observar. Crear, en espacios pequeños, diferentes caminos, puede solucionar este problema.

Para cualquier problema que tenga tu local comercial hay una solución que pasa por el visual merchandising. Cualquier peculiaridad que tenga tu local se puede subsanar o potenciar según te convenga.

Mobiliario para supermercados

Caso Covirán

En Granada contamos con un ejemplo muy claro de lo que supone el éxito y el fracaso en las técnicas de marketing utilizadas en los diferentes supermercados. Covirán, al contrario que las demás marcas de supermercados, funciona como una cooperativa (de ahí su nombre, Cooperativa Virgen de las Angustias). Cualquier persona puede invertir en un local, pagar la franquicia y vender bajo el paraguas de una gran marca. Sin duda es una ventaja enorme para el franquiciado pero hay dos motivos por los que no tenemos el éxito asegurado al entrar al negocio:

  • El público, tenga o no idea de cómo funciona la marca, no tiene una imagen homogénea de Covirán. Tu vecino de arriba conoce el Covirán de su pueblo, en la costa tropical, que lleva 15 años abierto y funcionando de maravilla. Tu vecino de abajo, por el contrario, conoce uno frente a su oficina que es un caos y faltan productos.
  • Somos desconfiados. Recordamos muy bien lo que no nos ha decepcionado. Cuando entramos a un local de una marca y lo juzgamos negativamente recordamos todo lo mala que puede llegar a ser esa marca.

Abrir un supermercado con Covirán es una buena idea. En la medida en la que la marca te puede asistir, lo hace. Cuenta con varios centros de distribución para intentar tener un producto de calidad y más o menos homogéneo en sus locales comerciales. Hay muchas cosas de las que te puedes olvidar al estar bajo el paraguas de una gran marca.

Lo que siempre será de tu competencia son las buenas formas. Esto se muestra al público a través del mobiliario comercial.

Nuestro consejo es que, si estás pensando en abrir un supermercado, contactes con nosotros para que te ayudemos a ser de los buenos. Te asegurarás que tu negocio sea tan sólido como debe.

En cualquier caso abrir un supermercado es un proceso muy bonito e interesante que desde Panatta esperemos que disfrutes. Quizás ahí es donde reside la verdadera receta del éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *