A lo largo de los tres primeros meses de año, los consumidores han adoptado un creciente optimismo que supone 4 puntos porcentuales más que en el trimestre anterior. Si comparamos… Leer más »

A lo largo de los tres primeros meses de año, los consumidores han adoptado un creciente optimismo que supone 4 puntos porcentuales más que en el trimestre anterior. Si comparamos con años anteriores, el ratio actual es el más elevado desde el 2010.

El ”Estudio Global de Confianza de los Consumidores”, elaborado por Nielsen, nos muestra que este ascenso en nuestro país va de la mano de la tendencia al alza del conjunto de países de la Unión Europea.

El principal motivo de este auge en la confianza del consumidor son la disminución del desempleo (23,7% en 2013 a 25,7% en 2014). Aún así, el paro en España sigue siendo también un grave problema que nos mantiene alejados de países como Alemania, Reino Unido y Países Bajos, los cuales se encuentran por encima del promedio europeo.

Otros aspectos como la inquietud laboral y la búsqueda de ahorro, especialmente en electricidad, aún se encuentran muy presentes en nuestro país, y un porcentaje del 60% seguirán esta tendencia cuando concluya esta fase de recesión económica.

Aún así, debemos mantener un pensamiento optimista, debido a que el porcentaje de encuestados que consideran que España sigue en recesión ha bajado de forma considerable (6 puntos respecto al anterior trimestre).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *