La historia del escaparate merece una mención en la historia y desde Panatta queremos hacer justicia ofreciéndote nombres como el de Gaston-Louis Vuitton.

La historia del escaparate tiene grandes figuras que hacen de él toda una disciplina artística. Es por eso que en Panatta, expertos en diseño comercial, te queremos ofrecer algunos nombres propios.

El arte como elemento indispensable en la comunicación

Sabemos que el visual merchandising no deja de ser marketing. También sabemos que hablar no es más que decir palabras, una detrás de otra. Podríamos decir, por qué no, que tocar el violín no es más que frotar una cuerda. El visual merchandising, la decoración, el diseño de escaparates, va más allá del marketing. Estamos hablando de comunicar y de transmitir sensaciones. Cuando tratamos de expresar algo de cualquier manera el arte interviene en la forma, en el contenido y en el mensaje que finalmente transmitimos. El hecho de que los receptores de nuestro mensaje, en este caso comercial, lo compren, depende de nuestra calidad. Unos conceptos disciplinados sobre la luz, la composición y el sentido de la estética que asume el artista.

La calidad artística, en el más amplio sentido de la palabra, hará que sepamos comunicar mejor o peor el mensaje que el comercio quiere ofrecer.

Una maleta cargada de sueños

El responsable de traer al mundo la idea del escaparate como lienzo para el artista del visual merchandising fue Louis Vuitton. A comienzos del siglo XX la marca de maletas consiguió innovar y destacarse por encima del resto con esta idea. Hoy en día es quizá más complicado destacar en el mundo del diseño. Cuanto más se avanza es posible que sea más difícil dar el siguiente paso. En Panatta nos gusta pensar que esto no es así. Lo que está claro es que para conseguir grandes cosas, tanto antes como en la situación actual, hay y ha habido siempre que arriesgar.

Somos conscientes de que una marca que quiere enfocar su identidad de marca al lujo puede y debe arriesgar más que una pequeña marca. Sin embargo podemos comparar el estilo de tu marca al de una persona. En ocasiones las personas descuidamos nuestra imagen personal porque tenemos miedo al ridículo. Vemos que ciertas ropas, estilos y actitudes le corresponden sólo a aquellos que aparecen en televisión o dan grandes conciertos. Hay gente que es capaz de superar ese miedo y conseguir un estilo propio digno de admirar que hace que la imagen de marca que le conforma a él/ella como persona crezca. Seguramente si la veas por la calle pienses bien de esa persona. Con tu marca pasa lo mismo, si dejas de temer las consecuencias de tus decisiones más arriesgadas serás capaz de hitos inimaginables.

Si estás pensando en hacer una reforma de tu local comercial te recomendamos que confíes en Panatta para llevarla a cabo. Nuestros profesionales escucharán tu caso para ofrecerte la mejor solución posible.

A continuación te ofrecemos una muestra del trabajo de este revolucionario del escaparate artístico, Gaston-Louis Vuitton.

 

La-historia-del-escaparate-1-compressor
La-historia-del-escaparate-2-compressor
La-historia-del-escaparate-3-compressor
La-historia-del-escaparate-4-compressor
La-historia-del-escaparate-7-compressor
La-historia-del-escaparate-6-compressor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *