En la década de los 90’s, las tiendas de alimentación tradicionales representaban dos de cada tres establecimientos de venta de gran consumo en nuestro país.

En la década de los 90’s, las tiendas de alimentación tradicionales representaban dos de cada tres establecimientos de venta de gran consumo en nuestro país. En la actualidad, las cadenas de super e hipermercados han se expanden ostentando una cuota del 45% de los puntos de venta. Estos cambios los refleja Nielsen, en el año del 50 aniversario.

Coviran-MariaLuisaLara-05

En las últimas tres décadas, un crecimiento superior al 500% es lo que ha conseguido el formato hipermercado, el cual era prácticamente inexistente al comienzo del periodo considerado, sumando únicamente unos 72 centros. Los supermercados por su parte, han multiplicado por mil su presencia, lo que supone una aparición de 26.000 establecimientos más que al principio del periodo.

Lógicamente, ha sido esta expansión uno de los motivos que han propiciado al declive y desaparición progresiva de los establecimientos tradicionales. Durante el periodo considerado, la cifra de comercios tradicionales ha mermado en 70.000.

En este viaje por el tiempo, la oferta comercial se ha reducido cuantitativamente, pero ha aumentado cualitativamente. Los españoles no acuden a una sola tienda, sino que ya no visitan hasta seis e incluso siete establecimientos diferentes.  El surtido se ha extendido, desde las 2.000 referencias de un  supermercado pequeño a las 14.000 de un gran hipermercado. A ello, se suma la marca del distribuidor (MDD), que en 1985 apenas suponía el 8,3% de las ventas y ahora capta el 38,7%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *