El Gobierno promoverá una ley para simplificar las licencias de apertura del pequeño comercio, respetando las competencias de las comunidades autónomas, tal y como ha dicho este martes el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos.

El Gobierno simplificará las licencias de apertura para el pequeño comercio

Europa Press / Servimedia
7/02/12
El Gobierno promoverá una ley para simplificar las licencias de apertura del pequeño comercio, respetando las competencias de las comunidades autónomas, tal y como ha dicho este martes el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos.El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos | Artículo Gibam

Durante su primera comparecencia en la Comisión de Economía del Congreso, De Guindos ha dicho que el pequeño comercio es uno de los sectores “más afectados” por la crisis, puesto que arroja datos “alarmantes” que requieren actuaciones “urgentes”.

El sector, según el ministro, se beneficiará también de otras reformas emprendidas por el Ejecutivo, como la reforma financiera, que mejorará el acceso al crédito a los pequeños comerciantes, y la reforma laboral, que otorgará más flexibilidad a los negocios.

Aún así, según De Guindos, es “fundamental” la simplificación administrativa, motivo por el que el Ministerio de Economía y Competitividad impulsará la nueva ley para acortar los tiempos al abrir de nuevos negocios.

El Ministerio confía en la posibilidad de hacer realidad la eliminación de las exigencias previas, puesto que mantiene contactos frecuentes con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y los representantes de las comunidades autónomas y todos han mostrado su “gran disposición” a colaborar en esta materia.

Asimismo, implementará un nueva línea del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para el pequeño comercio, que no tiene acceso al crédito y es lo que más necesita en este momento.

La austeridad puede tener “efectos contractivos”

Durante su comparecencia, De Guindos también ha admitido que la austeridad, aunque es “imprescindible”, puede tener “efectos contractivos” en la actividad económica, por lo que ha resaltado la necesidad de implementar reformas estructurales que rompan la tendencia negativa de la economía.

El ministro se ha referido a la ralentización del crecimiento en España y ha admitido que el PIB registrará una tasa negativa en 2012, aunque el Ministerio esperará a conocer las cifras de la Comisión Europea para elaborar el nuevo cuadro macroeconómico.

En este sentido, ha asegurado que la intensidad de la caída de la actividad del PIB de España, que es superior a la de otros países, se debe a la contracción de crédito. Según explicó, el retroceso de la financiación se sitúa en torno al torno al 10%. Esta caída “hacía ineludible actuar” a través de la reforma del sector financiero, añadió el ministro de Economía.

Iniciará un road show internacional

Luis de Guindos también avanzó que va a iniciar de manera “inminente” una gira por las principales plazas financieras del mundo para vender las bondades de la economía española. De Guindos manifestó que la intención es explicar a los inversores las medidas adoptadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy para tratar de devolver la confianza.

Así, De Guindos acudirá “de forma inminente” a las plazas financieras más importantes de Europa, Asia y América. En este “road show”, el ministro de Economía y Competitividad va a trasladar a los inversores internacionales las últimas medidas adoptadas, como la reforma financiera, la reforma laboral o los planes de ajuste para cumplir con el déficit público.

¿Garantizar la deuda autonómica?

Luis de Guindos ha asegurado que, según cálculos del Tesoro, las comunidades podrían ahorrar 1.000 millones de euros en costes financieros si emitieran al tipo al que lo hace actualmente el organismo público.

De Guindos ha dicho que el Ministerio de Economía está “absolutamente abierto” a hablar con las comunidades para discutir sistemas que permitan que dicho coste, que sale del contribuyente español, se pueda destinar a otros fines más productivos.

“Hay que buscar sistemas con la necesaria condicionalidad y corresponsabilidad”, ha señalado De Guindos, quien no se ha referido concretamente a la posibilidad de que el Tesoro avale las emisiones y ha dicho que hay que jugar de una forma “suficientemente inteligente”.

En cualquier caso, De Guindos ha insistido en que el Gobierno se va a ocupar de todas las administraciones sin dejar que ninguna caiga y ha recordado que ya se han puesto en marcha algunas medidas, como la línea ICO, que dará hasta 15.000 millones a las CCAA para pagar a proveedores y hacer frente a vencimientos de deuda.

 

Fuente: http://www.eleconomista.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *