Artículo que presenta algunos consejos para proteger la vista durante los meses de verano.

Llega el verano, el buen tiempo, las ganas de salir a la calle y también las ganas de hacer deporte. Desde Gibam queremos que te acuerdes de lo importante que es proteger la vista. Para ello os damos una serie de consejos útiles para estos meses de estío.

Lo que debes saber sobre las gafas de sol

gafas-de-sol

“Usar gafas de sol que únicamente tengan los cristales de color, pero que no protejan de las radiaciones ultravioletas es más perjudicial que no usar gafas de sol”.

La excesiva exposición a las radiaciones solares (en concreto, a las ultravioletas UVB y UVC) está muy vinculada a sufrir quemaduras corneales, así como a intensificar determinadas afecciones como las cataratas o algunas lesiones de retina, enfermedades éstas últimas relacionadas con el envejecimiento.

De ahí la importancia del uso de gafas de sol cuya finalidad, más allá del elemento estético, consiste en proteger de las citadas radiaciones ultravioletas, disminuir la probabilidad de deslumbramiento así como amortiguar la luminosidad solar. Todo ello sin afectar a la apreciación de los colores y al contraste de las imágenes.

Las gafas son consideradas por la legislación europea como un equipo de protección individual y, por tanto, sometidas a unas exigencias de calidad definidas a través de los siguientes factores:

Filtro de protección. Existen cinco tipos de filtro categorizados según la luminosidad transmitida por la lente.

Color del cristal. Junto al filtro de protección determina la luminosidad y el tipo de radiación que recibirá el ojo. Entre los colores más adecuados para los cristales de gafas se encuentran el amarillo, el rosa, el gris, el verde y el marrón.

Otros factores a tener en cuenta en la calidad de las gafas de sol se refieren a la montura, tanto en materiales como en resistencia y diseño de la misma.

Protección ocular a la hora de hacer deporte

rudy-padelMuchas de las consultas oftalmológicas de urgencias en verano son derivadas de la práctica deportiva sin una adecuada protección ocular. Tal es el caso de deportes que utilizan pequeñas pelotas como el tenis, el padel o el squash en los que existe la probabilidad de recibir un impacto de la bola en el ojo.


SGPor otro lado en el ciclismo, la protección de las gafas puede evitar que los cuerpos extraños impacten y se alojen en el ojo. Asimismo, es recomendable el uso de gafas a la hora de practicar natación para evitar la irritación ocular debida a la cloración del agua.

 

Para más información: http://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/prevencion-salud/san004948wr.html

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *