No solo es importante ofrecer buenos precios para mejorar las ventas, sino que es fundamental también saber colocar el género de forma estratégica.

Después del intenso vaivén de gente buscando sus regalos navideños, llegan las ansiadas rebajas, una ocasión especialmente propicia para los comerciantes. No solo es importante ofrecer buenos precios para mejorar las ventas, sino que es fundamental también saber colocar el género de forma estratégica. Una adecuada decoración de la tienda en rebajas consigue llamar la atención del consumidor, y eso se nota a la hora de hacer caja. Te contamos los consejos para tiendas más efectivos para que la mercancía entre por los ojos y consigas agotar existencias.
Decoración comercial para época de rebajas

Escaparates que acaparan miradas

El primer contacto que un potencial cliente establece con un establecimiento es su escaparate, una ventana al mundo que hay que saber aprovechar al máximo. Las técnicas de escaparatismo y los libros de consejos para tiendas insistente en la necesidad de renovar periódicamente los productos mostrados, utilizando la imaginación y creatividad para hacer atractivo el negocio y que el cliente desee ver más.
Una ambientación acorde a la época del año, una cuidada iluminación y una colocación armoniosa ayudan a despertar la curiosidad, logrando una visita al interior. Además es conveniente destacar los mejores precios, preferiblemente con alguno de los artículos más de moda que animen a entrar y echar un vistazo. No desaproveches todo el potencial de un buen escaparate y dedica tiempo a preparar una composición lo más atrayente posible.

El papel del mobiliario

Una vez superado el primer objetivo, no basta con atraer afluencia de visitantes, sino que hay que lograr que estos pasen por caja. La decoración de la tienda en rebajas no tiene una función meramente ornamental, sino que también puede ayudar en las ventas. Un aliado indiscutible a la hora de colocar el surtido durante las rebajas son los expositores modulares. Se trata de un elemento sencillo pero con un gran poder para adaptar la exposición y destacar los productos rebajados. Una buena idea es optar por una isleta central que contenga algunas de las ofertas más ventajosas. Esto permitirá aprovechar los laterales para mostrar otros productos que hayan tenido una menor aceptación y que interese colocar en un lugar bien visible de paso obligado para acceder a las ofertas.

Dar protagonismo a la nueva colección

Una de las bazas con las que hay que saber jugar es el interés del consumidor por las novedades. Hay ideas que pueden ser de gran utilidad, como ubicar un rincón de oportunidades al fondo de la tienda, junto a la nueva colección. Esto permitirá estimular la curiosidad por las nuevas tendencias, que es el camino más corto para combinar la venta de rebajas con las adquisiciones de temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *